Inicio

Introducción

La guía del Buda hacia la paz y 
la felicidad
1. Moralidad básica
2. Creando y gestionando riquezas
3. Protegiendo nuestras posesiones y riquezas
4. Falsos amigos y verdaderos amigos
5. Protegiendo nuestras relaciones
6. Cualidades para el éxito

Cómo acumular riquezas
1. Riqueza y progreso materiales
2. Riqueza y progreso espirituales

Cómo evitar declives
1. Declive material
2. Declive moral
3. Declive espiritual

Una vida de bendiciones
1. Las bendiciones esenciales
2. Las bendiciones adicionales
3. Las bendiciones personales
4. Las bendiciones superiores
5. Las bendiciones supremas

Conclusión
   

Guía del Buda hacia la Paz y la Felicidad

El Sutta Sigalovada


La Guía del Buda hacia la Paz y la Felicidad se basa en el Sutta Sigalovada, uno de sus más grandes y más valiosos conjuntos de enseñanzas. Éste trata de moralidad básica, de cómo adquirir y conservar riquezas, de amistades, de las responsabilidades recíprocas en las relaciones sociales y de las cualidades de las personas que triunfan. Estas enseñanzas benefician tanto a las personas individualmente como a la sociedad en su conjunto.

El sutta recibió el nombre de Sigala, un joven que vivió durante los tiempos del Buda. Sigala era testarudo, materialista y obstinado, siempre hallando excusas para no presentar sus respetos al Buda o incluso ir a los templos.

Los padres de este joven eran devotos del Buda pero no podían hacerle seguir sus propias huellas. Su padre, un hombre muy rico, se hallaba preocupado de que Sigala perdiera el rumbo y dilapidara la fortuna que le aguardaba como herencia.

Tras una seria enfermedad, el padre llamó a Sigala a su lecho de muerte, para transmitirle sus últimos deseos. Éste le pidió a Sigala que, cada mañana, adorase las seis direcciones cardinales, norte, sur, este, oeste, nadir y cenit. Ya que ésta era una práctica común en India en esos tiempos, Sigala aceptó tal petición y la obedeció, realizando tal ritual, de forma fidedigna, cada mañana.

Tal y como el padre había deseado, una mañana, El Buda se encontró con Sigala cuando éste se hallaba adorando las seis direcciones. El Buda le preguntó por qué lo estaba haciendo, a lo que Sigala contestó que estaba llevando a cabo los deseos de su moribundo padre.  

El Buda entonces procedió a darle una nueva y más significativa explicación a su ritual. La explicación conformó las bases del discurso que ahora conocemos como el Sutta Sigalovada. Al final de este discurso Sigala tomó refugio en El Buda y se convirtió en uno de sus devotos seguidores.

 


 

1. Moralidad Básica

Cuatro acciones dañinas a evitar

Evitar dañar o matar seres vivos [1]
A través de no herir o matar,
Así es como cada individuo protege a otros del sufrimiento y el daño,
Y cómo se protegen las vidas y la seguridad de los individuos.

Evitar tomar lo que no nos es dado [2]
No tomando lo que no nos es dado,
Así es como cada individuo protege a otros de pérdidas y adversidades,
Y cómo se protegen los ingresos y las posesiones de los individuos.

Evitar conductas sexuales inapropiadas [3]
Al no participar en conductas sexuales inapropiadas,
Así es como cada individuo protege a otras familias de la miseria y el sufrimiento,
Y cómo se protege la unidad y el bienestar de las familias.

Evitar mentir [4]
A través de no mentir ni usar otras formas de falso hablar,
Así es como cada individuo protege a la sociedad de la sospecha y el desorden,
Y cómo se protege la integridad y la seguridad de las sociedades.


Cuatro razones por las que se cometen estas acciones dañinas
 

Deseo
Por ejemplo, por el deseo de un placer inadecuado, 
uno se puede inmiscuir en conducta sexual inapropiada. 

Enojo
Por ejemplo, a causa del enojo incontrolado, 
uno puede dañar a otro. 

Ignorancia
Por ejemplo, a causa de ignorar que es incorrecto el comprar material robado,
falsificado o pirateado, uno puede tomar lo que no le es dado.
 

Temor
Por ejemplo, a causa de temer que un error o una falta puedan ser descubiertos, 
uno puede mentir. 

Una persona virtuosa no se dejará arrastrar por deseo, enojo, ignorancia o miedo.   
Como tal, dicha persona evitará estas acciones dañinas.

 ------------------------------

El Buda comienza sentando las bases de una moralidad básica que todos, sin excepción, deberían esforzarse por incorporar en sus vidas. No deberíamos causar sufrimiento a través de matar o herir, ni a través de robar o mentir, ni por adulterio. No deseamos que el sufrimiento nos venga en estas formas a nosotros y, por tanto, no deberíamos ser la causa de tal sufrimiento para otros.

Cualquiera que comete habitualmente tales actos se encontrará, tarde o temprano, en problemas. Esto es de  sentido común. Los Cinco Preceptos que todo practicante budista trata de observar incluyen el evitar estas cuatro acciones, así como el uso indebido de alcohol y drogas.

En un sentido más amplio, cada individuo ayuda, de hecho, a proteger la sociedad a través de evitar estas acciones negativas.  De manera similar, cuando los individuos, de forma colectiva, evitan estas acciones, cada individuo se halla protegido también por la sociedad. Por tanto, El Buda enfatizó la gran importancia de estos fundamentos de moralidad, donde yacen las bases para la paz y la felicidad tanto del individuo, como de la sociedad.

------------------------------
 

Notas

[1]  Todos los seres vivos incluye a los animales y no sólo a los seres humanos.

[2]  Ello incluye la propiedad que alguien haya perdido o abandonado. Cuando sea posible, se debería hacer un esfuerzo para retornar tal propiedad a su debido dueño. Esto también incluye copyright y propiedad intelectual, donde la falsificación y la piratería causan pérdidas a sus verdaderos propietarios.

[3]  Esto significa adulterio, relaciones con los seres queridos de otros y el forzarnos a alguien que no nos desea.

[4]  Ello incluye todas las formas de falsedad en el habla, así como palabras que causen daño, como la difamación, el insulto, los cotilleos o la propagación de rumores.

Volver arriba

 




 

Previo

Inicio

Siguiente