Inicio

Introducción

La guía del Buda hacia la paz y 
la felicidad
1. Moralidad básica
2. Creando y gestionando riquezas
3. Protegiendo nuestras posesiones y riquezas
4. Falsos amigos y verdaderos amigos
5. Protegiendo nuestras relaciones
6. Cualidades para el éxito

Cómo acumular riquezas
1. Riqueza y progreso materiales
2. Riqueza y progreso espirituales

Cómo evitar declives
1. Declive material
2. Declive moral
3. Declive espiritual

Una vida de bendiciones
1. Las bendiciones esenciales
2. Las bendiciones adicionales
3. Las bendiciones personales
4. Las bendiciones superiores
5. Las bendiciones supremas

Conclusión


   

Una vida de bendiciones

El Sutta Mangala

 

5. Las bendiciones supremas 

31. Practicar el auto-control 
32. Vivir de acuerdo al Noble Camino Óctuple  
33. Entender las Cuatro Nobles Verdades
34. Obtener Nibbana

35. No ser afectado por las condiciones mundanas
36. Estar libre de penas 
37. Estar libre de aberración
38. Tener paz y seguridad duraderas 

------------------------------



En esta etapa, el desarrollo material no es ya una prioridad. Los objetivos en la vida han cambiado. Este es el nivel de práctica espiritual seria, dirigida a la obtención de las Bendiciones Supremas del Camino y a los frutos del mismo, al Nibbana.

El camino al Nibbana


31. Practicar el auto-control

Hemos entrado ahora en la etapa más elevada, donde se hace necesario un mayor esfuerzo para continuar progresando. No deberíamos ya ser fácilmente influenciados por deseos sensuales o carencias de confort físico. Debemos entrenarnos a permanecer enfocados en el camino. La forma más básica es la estricta observancia de los Cinco Preceptos, o incluso mejor, observando los Ocho Preceptos. Para muchos practicantes budistas es una tradición el observar los Ocho Preceptos en los días de luna llena y de luna nueva, si bien se pueden observar también en cualquier otro día.  

Una buena forma de entrenarnos en el auto-control es el participar en retiros de meditación, donde podemos practicar los Ocho Preceptos durante un extenso período de tiempo. Ello también nos permite vivir una vida de voluntaria austeridad, proveyéndonos de la disciplina mental y corporal para seguir de cerca el Noble Camino Óctuple. La meditación, en particular la meditación Vipassana o de interiorización, nos entrena también en la mejor forma de auto-control, esto es, en la continua auto consciencia.

Los Ocho Preceptos
1. Abstenerse de dañar o matar ningún ser vivo.
2. Abstenerse de tomar lo que no nos es dado.
3. Abstenerse de conductas sexuales inapropiadas.
4. Abstenerse de mentir y hablar falsedad.
5. Abstenerse del consumo abusivo de intoxicantes y drogas. 
6. Abstenerse de comer después del mediodía.
7. Abstenerse de cantar, de bailar, de música, de espectáculos, de perfumes,
de cosméticos y de accesorios decorativos.
8.
Abstenerse de usar asientos o camas elevadas o lujosas.



32. Vivir de acuerdo al Noble Camino Óctuple

En este nivel de madurez espiritual, esta bendición no significa tan sólo una observancia superficial del Noble Camino Óctuple. En este nivel ello significa una seria y consciente adherencia a todos y cada uno de los factores del Camino. Todas las bendiciones previas son las preparaciones para que sigamos este camino con determinación y diligencia. El Noble Camino Óctuple puede ser resumido en tres aspectos: sila (moralidad), samadhi (desarrollo mental) y panna (sabiduría). 

El Noble Camino Óctuple

Grupo de moralidad
1.   Correcto Hablar
      Abstenerse de mentir, difamar, decir palabras hirientes y de cotilleos.
2.   Correcto Obrar
      Abstenerse de matar, de robar y de conducta sexual inapropiada. Cultivar el no dañar, la honestidad y la fidelidad.
3.   Correcto Vivir
      Evitar aquellas ocupaciones que se relacionen con matar (tanto a hombres como a animales); evitar vender carne animal; no traficar con seres humanos, armas, venenos e intoxicantes.

Grupo de desarrollo mental
4.   Correcto Esfuerzo
      Aplicar disciplina mental para prevenir la aparición de pensamientos insalubres y disipar tales pensamientos cuando éstos aparezcan. Desarrollar pensamientos saludables y mantenerlos cuando ellos aparezcan. 
5.   Correcta Consciencia
      Ser consciente del cuerpo y de las posturas y sensaciones corporales. Ser consciente de la mente y sus pensamientos, emociones y sentimientos.
6.  
Correcta concentración
      Practicar la meditación para entrenar la mente en estar enfocada y disciplinada para cultivar y obtener sabiduría. 

Grupo de sabiduría
7.  
Correcto Entendimiento
     
Entender y aceptar las Cuatro Nobles Verdades.
8.   Correcto Pensar
      Cultivar pensamientos de generosidad, amabilidad amorosa y compasión.



33. Entender las Cuatro Nobles Verdades

A través de seguir el Noble Camino Óctuple se alcanza el entendimiento de las Cuatro Nobles Verdades. Se trata de algo distinto del conocimiento académico basado en estudios, o del entendimiento que llega por el mero pensar. Es la profunda y experimental realización de la verdades de la realidad y la existencia, la cual emana de la cuidadosa práctica de la moralidad, del desarrollo mental y de la sabiduría.

Cada aspecto del Noble Camino Óctuple es un pilar para el cultivo y desarrollo de los demás aspectos. Por ejemplo, el observar la moralidad es la fundación necesaria para el desarrollo mental, lo que nos lleva a la sabiduría. La sabiduría nos capacita para poder ver los beneficios de la moralidad, con lo que seremos más atentos en observar.

Un criterio superior de moralidad conlleva un mayor grado de desarrollo mental, lo que resulta en una penetración incluso más profunda en la sabiduría. Y este ciclo de crecimiento espiritual continúa como una espiral ascendente hacia el verdadero entendimiento de Las Cuatro Nobles Verdades y el eventual logro de Nibbana.

Las Cuatro Nobles Verdades

1.  
Todos los seres se hallan sujetos a Dukkha
      Dukkha es usualmente traducido como sufrimiento, si bien en realidad abarca una gran variedad de sentimientos, incluyendo estrés, insatisfacción y sufrimiento físico. Dukkha existe porque todos los seres se hallan sujetos a enfermedad, separación de los seres queridos, a no alcanzar lo deseado, al envejecimiento y a la muerte. 

2.   Dukkha emana del ansia y el deseo
      Todos los seres ansían obtener sensaciones placenteras, al tiempo que desean evitar las sensaciones desagradables. Tales sensaciones pueden ser físicas o psicológicas y dukkha emana cuando tales ansias y deseos no son satisfechos.

3.   Se puede superar Dukkha a través de eliminar el ansia y el deseo
      Nibbana es el estado de paz donde toda avaricia, todo   odio y todo engaño— y por tanto dukkha—quedan erradicados.  

4. 
  Existe un camino para liberarse de dukkha, el Noble Camino Óctuple
      Se puede reducir, debilitar y finalmente erradicar dukkha, obteniendo así Nibbana,
a través de seguir este camino, como lo enseñó El Buda.


34. Obtener Nibbana

Todos somos capaces de obtener Nibbana. Puede que no alcancemos la iluminación en seguida pero es posible que alcancemos un nivel desde el cual Nibbana esté asegurado. La iluminación no se alcanza necesariamente de forma instantánea o completa. Para la mayor parte de las personas éste llega en etapas graduales.

Existen cuatro etapas conducentes a la iluminación, a saber: Entrada en la Oleada, Un Sólo Retorno, No Retorno e Iluminación Plena. Cualquiera que haya alcanzado las tres primeras etapas puede avanzar hacia etapas superiores, dependiendo de su propia práctica. Para obtener la  Iluminación Plena se han de remover diez grilletes u obstrucciones.

Los diez grilletes
1.   Creer que nada sobrevive a la muerte del cuerpo, en un extremo. O, en el otro
extremo, creer en una entidad permanentemente fija (alma inmortal) que sobrevive tras la muerte.*
2.   Dudas escépticas o irracionales con respecto a las enseñanzas del Buda, en
particular las enseñanzas acerca del kamma y la reencarnación.
3.   Creer que uno puede ser purificado a través de sacrificios, rituales o
ceremonias.
4.   Apego a los placeres sensuales.
5.   Enojo y mala voluntad.
6.   Desear una existencia en un plano de refinados bienes materiales (una
existencia celestial). 
7.   Desear una existencia en un plano sin formas (una forma más refinada de
existencia celestial).
8.   Vanidad y orgullo.
9.   Inquietud y descontento.
10. Ignorancia y engaños.

*  No se ha de confundir con la ilusión del ser, la cual es completamente
sobrepasada sólo por los Arahants, cuando obtienen la iluminación plena.

Los que hacen la Entrada en la Oleada son aquellos que tienen, a lo sumo, siete vidas más por vivir antes de obtener la iluminación plena. Ellos han  ‘Entrado en la Oleada  hacia el Nibbana. Durante sus vidas remanentes ellos renacerán sólo en los planos humano o celestial y nunca en un plano inferior. Los que hacen la Entrada en la Oleada han erradicado los tres primeros grilletes. Sin embargo, aún tienen un largo camino por delante, ya que aún han de debilitar los dos siguientes grilletes (4 y 5) o erradicar totalmente todos los grilletes remanentes.

Una característica de los que hacen la Entrada en la Oleada es que ellos observan los Cinco Preceptos de una manera estricta, aunque fácil, y que son extremadamente reacios a cometer acciones dañinas de cualquier tipo. Su otra característica es la de una inamovible confianza en El Buda, en el Dhamma y en la (noble) Sangha. Estas características pueden haber surgido de forma natural, posiblemente llevadas desde una vida pasada, o haber sido desarrolladas en la vida presente, a través de la práctica seria del Noble Camino Óctuple.

Los que efectúan Un Sólo Retorno vivirán sólo una vida más en el plano humano o celestial, antes de obtener la iluminación plena. Ellos han erradicado los tres primeros grilletes y han debilitado, aunque no completamente erradicado, los dos siguientes (4 y 5). Aquellos de No Retorno tendrán una vida final en un plano celestial muy elevado y refinado, en donde obtendrán la iluminación plena. Ellos han removido los cinco primeros grilletes. Los Arahants han triunfado en erradicar todos los diez grilletes y han alcanzado la iluminación plena. Ellos se han liberado de la reencarnación y han alcanzado Nibbana.

Todos nosotros deberíamos poner nuestro mejor empeño en ser de los que hacen la Entrada en la Oleada. Ello se encuentra muy al alcance de todos los sinceros budistas, sean monjes, monjas o seglares, quienes acepten y tengan confianza en el Dhamma y vivan de acuerdo al Noble Camino Óctuple. Con determinación y sinceridad es fácilmente alcanzable en la vida presente. El obtener Nibbana se hace entonces sólo una cuestión de tiempo.

 

Los frutos del Camino

Los siguientes son los frutos del camino, o las Bendiciones Supremas, obtenidas por los iluminados. Aunque aún no seamos capaces de alcanzar todas las bendiciones siguientes por completo, seremos capaces de al menos experimentar y saborear estos Frutos del Camino hacia Nibbana. Tras haber degustado ligeramente Nibbana nos sentiremos más animados a seguir esforzándonos.
 

35. No ser afectado por las condiciones mundanas

Siempre habrá cambios en nuestras vidas; algunos causarán felicidad mientras que otros traerán tristeza. Es la naturaleza de la existencia el que el cambio es constante y que los cambios relacionados con nuestras vidas fluctúan entre los extremos. Comprendiendo la naturaleza siempre cambiante de nuestra existencia y practicando la ecuanimidad nos capacitan para no ser afectados por estas condiciones mundanas. 

Las ocho condiciones mundanas
Pérdida y ganancia
Honor y desgracia
Elogio y culpa
Placer y dolor


36. Liberarse de la pena

La pena, el sufrimiento, la aflicción y la preocupación son partes de nuestras vidas y están originadas en el apego a las cosas que deseamos y amamos. El ser iluminado es consciente de la verdad de la impermanencia, de que, lo que quiera que comienza, debe también cesar de existir algún día. Encarando tal verdad de manera directa y entendiéndola nos podemos liberar de la pena. 


37. Estar libre de aberración

Las aberraciones de la avaricia, el odio y el engaño son las principales causas de todo el sufrimiento y de todas las insatisfacciones. Incluso los aspectos más sutiles de tales aberraciones deben ser erradicados. Tales aspectos sutiles incluyen el deseo y el apego, la aversión y la irritación, el desinterés y la ignorancia. Los seres iluminados se hallan libres por completo de estas aberraciones. 


38. Tener paz y seguridad duraderas

Al contrario que con la naturaleza cambiante e insatisfactoria de nuestra existencia mundana, la paz y la felicidad de Nibbana es permanente. Incluso el paladeo más ligero de Nibbana no se pierde jamás. Por tanto, el haber alcanzado Nibbana es haber alcanzado la bendición de paz perfecta y seguridad absoluta. 



En resumen:

Aquellos que se atengan a estas enseñanzas,
Ellos habrán establecido seguridad completa, 
Y habrán alcanzado la felicidad sin fin, dondequiera que se hallen.    
Estas son las 38 Bendiciones Supremas.

 

Cultivando estas 38 Bendiciones,

todos podemos gozar de

¡Una Vida de Bendiciones!


Se dice que al acabar El Buda de enseñar el Sutta Mangala, 
 un gran número de seres obtuvieron los Frutos de
 Entrada en la Oleada, de Un Sólo Retorno y del No Retorno.

 


 

Referencias

A Discourse on the Ariyavasa SuttaVen. Mahasi Sayadaw
An Exposition of the Mangala Sutta
– Bikkhu Pesala
Liberation - Relevance of Sutta-Vinaya
– Ven. Dhammavuddho Thera
Life’s Highest Blessings
– Dr. R.L. Soni
Mangala Sutta
– Ven. K. Gunaratana
Mangala Sutta
– Narada Thera
Mangala Sutta
– Piya Tan
Mangala Sutta
– Thanissaro Bikkhu
Mangala Sutta
– Ven. Sayadaw Ashin Nyanissara
Mangala Sutta Vanana
– Ven. K. Gunaratana
The 38 Blessings
– Ven. U Nanadicca Maha Thera
The 38 Supreme Blessings
– Punnadhammo Bikkhu
The Workings of Kamma
– Pa-Auk Tawya Sayadaw
These are the Highest Blessings
– Kathryn Guta

 

 

 

Previo

Inicio

Siguiente